Identificarse
x
Registrar
x

Contratos de Prestación de Servicios y Compraventa

Los Contratos de Prestación de Servicios y Compraventa Los Contratos de Prestación de Servicios y Compraventa

El proceso de contratación en la prestación de servicios y compraventa sigue siendo uno de los retos más importantes para el profesional y el ciudadano común que se enfrenta a este tipo de transacción.

A continuación, les presento importantes detalles sobre el proceso. El marco legal está basado en las leyes de Puerto Rico, cuyo mercado económico forma parte del mercado de los Estados Unidos; y cuyo sistema jurídico está íntimamente ligado igualmente al de ese país.

En el artículo La Consultoría como una Iniciativa Empresarial, recientemente publicado en esta revista, el autor planteaba la importancia de establecer un contrato entre el consultor y su cliente. Esa importancia surge por razón de que las partes involucradas pueden o no conocerse, sin embargo, están entrando en un terreno donde reglas muy particulares aplican y donde es necesario fijarlas desde el inicio para evitar diferendos.

La economía de nuestro país, está íntimamente relacionada con el carácter que define las particularidades de la estructura de los distintos sectores productivos. Debemos tener en cuenta que vivimos en una economía de mercado, como mencionáramos anteriormente. Las economías de mercado, son en esencia economías basadas en el libre intercambio de bienes y servicios. Por lo que, los contratos y en particular los de compraventa, son los que rigen la actividad comercial y mercantil de la sociedad.

Así las cosas, tenemos que definir qué es un contrato, cuáles son sus características, cuáles sus requisitos y todos los aspectos colaterales que se deben considerar al momento de contraer una obligación que nos una con otras personas en una relación comercial o industrial.

El contrato como fuente de obligación

Las obligaciones en términos generales, disponen que las personas den, hagan o no hagan alguna cosa. Las obligaciones surgen no tan solo de los contratos sino también de la ley, de los actos y omisiones ilícitas, culposos o negligentes o por otras instancias establecidas en la ley, tal como el enriquecimiento ilícito, gestión del negocio ajeno y el cobro de lo indebido.

El contrato es en términos generales, un acuerdo libremente aceptado, verbal o escrito, entre dos o más personas (naturales o jurídicas) con capacidad legal para disponer de sus bienes, en la cual estas personas se obligan recíprocamente a ofrecer unas prestaciones a cambio de algo, estableciendo determinada finalidad. Como resultado del mismo (contrato), ambas partes pueden obligar a la otra parte a cumplir con lo que le corresponda.

Validez e interpretación de los contratos

Por eso, se dice que un contrato existe desde que una o varias personas consienten en obligarse a dar o prestar un servicio (Art. 1206, Código Civil de Puerto Rico). En los contratos se podrán establecer cualquier acuerdo, cláusula o condición, siempre que los mismos no sean contrarios a la ley, la moral o el orden público.

De igual forma, la ley establece que la validez y cumplimiento de los contratos, no pueden dejarse al arbitrio de uno de los contratantes, es decir, que una de las partes no tiene el derecho exclusivo de determinar la validez y el cumplimiento del contrato al cual se obligó. De igual forma, la ley se establece que los contratos se establecen por el mero consentimiento y desde entonces obligan no solo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fé, al uso y a la ley.

Requisitos esenciales para la validez de los contratos

Todo contrato deberá tener tres (3) requisitos:

  1. Consentimiento – No es otra cosa que la decisión voluntaria de obligarse con las otras partes en el contrato. Para poder consentir, la persona natural o jurídica, deberá tener capacidad legal para administrar sus bienes y no tener ningún impedimento legal para contratar.
  2. Objeto - Es el asunto sobre el cual se hace el contrato.
  3. Causa o consideración - Es el por qué las partes se obligan frente a la otra para efectos del contrato.

Las responsabilidades que surgen de los contratos

En términos sencillos, tomemos el caso de un contrato de compraventa. En el contrato de compraventa tenemos un vendedor y un comprador, donde el primero se obligará frente al comprador a entregar bienes a cambio de una suma llamada precio. De otro lado, el comprador se obliga a pagar el precio y a recibir la mercancía a cambio del mismo.

De otro lado, el objeto del contrato en cuanto al vendedor, es la cosa que está a la venta y la causa es el dinero que va a recibir del comprador. Por el contrario, para el comprador, el objeto del contrato es el dinero y la causa es la cosa que recibirá a cambio del dinero que entregará al vendedor.

Pero ahí no terminan las obligaciones de ambos. Es una obligación del vendedor a entregar la cosa y al saneamiento de la cosa vendida, que no es otra cosa que la responsabilidad de la posesión legal y pacífica de la cosa vendida (título de la cosa) y de responder por lo vicios o defectos ocultos que tenga lo vendido.

El comprador está obligado a pagar el precio y recibir la cosa objeto del contrato.

En términos sencillos, cuando usted hace una transacción de compraventa, a usted se le entrega un recibo con la descripción de la mercancía objeto de la compraventa y el pago realizado. Al hacer esto, el vendedor le está entregando el título de la cosa vendida, pero además se obliga a responder ante usted como comprador, por los vicios ocultos o defectos que tenga la mercancía.

Capacidad para contratar

La capacidad para contratar de acuerdo al Código Civil, se establece por unas normas jurídicas sobre las personas que no pueden prestar consentimiento, es decir, quienes de acuerdo a la ley no tienen la capacidad para otorgar un contrato válido o para obligarse.

En primer lugar, están los menores de edad no emancipados, locos o dementes y los sordo-mudos que no pueden entender o comunicarse por cualquier medio.

Los vicios del consentimiento

De otro lado, aún en algunas instancias, de existir un consentimiento para un contrato que de alguna forma esté viciado, el mismo no sería válido, por lo que el contrato tiene un vicio que puede llevar a su nulidad.

El consentimiento se manifiesta por el concurso de la oferta y la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato.

Es por ello que, si de alguna forma hubo error, violencia, intimidación o dolo en la prestación del consentimiento, el mismo es nulo y puede invalidarse el contrato, sujeto a las excepciones que establece el Código Civil aplicable. El dolo se define las maquinaciones insidiosas y engaños de parte de uno de los contratantes para inducir al otro a celebrar el contrato. Es decir, que, por estas maquinaciones y engaños, la otra parte prestó el consentimiento para el contrato.

Cumplimiento de los contratos

Cuando hablamos sobre el cumplimiento de los contratos, indicamos que no se puede dejar a la decisión exclusiva de uno de los contratantes. Si una parte no quiere cumplir con el contrato, el remedio es una acción ante los tribunales para que se obligue al cumplimiento específico del mismo. No obstante, a veces nos enfrentamos a incumplimientos de contrato, disfrazados como problemas de interpretación del contrato. En estos casos, si no existe una disposición en el contrato de arbitraje compulsorio, entonces nos vamos a enfrentar a la interpretación del contrato.

Por eso, cuando surgen discrepancias en cuanto a la interpretación de los contratos, existen unas reglas de hermenéuticas que nos permiten esclarecer cuál fue la verdadera voluntad de las partes al otorgar el contrato.

Estas reglas de interpretación de los contratos, por lo regular, están codificadas en el Código Civil de cada país. En términos generales, las normas de interpretación son las siguientes:

  1. Si los términos de un contrato y no dejan duda sobre la intención de los contratantes, se atenderá el sentido literal de las cláusulas del contrato. Si las palabras parecieran contrarias a la intención evidente de los contratantes, prevalecerá la intención sobre las palabras.
  2. Para juzgar la intención de los contratantes, deberá atenderse principalmente, a los actos de los contratantes coetáneos y posteriores al contrato. Esto significa, que se evaluará que hicieron y se dijeron entre sí los contratantes antes, durante y luego del contrato.
  3. Las palabras que puedan tener distintas acepciones, serán entendidas en aquella sea más conforme a la naturaleza y objeto del contrato.
  4. El uso o la costumbre del país, se tendrá en cuenta para interpretar las ambigüedades de los contratos, supliendo estos la omisión de las cláusulas que de ordinario pueden establecerse.
  5. La interpretación de las cláusulas obscuras de un contrato, no deberá favorecer a la parte que hubiese ocasionada la obscuridad. Esto significa que aquel contratante que introduce cláusulas que crean confusión evidente a la otra parte, no debe ser beneficiada cuando sea necesario interpretar el efecto de dicha cláusula.

Los contratos de servicios profesionales

Los contratos de servicios profesionales en Puerto Rico (nuestra referencia) surgen por los Artículos 1432 y 1434 del Código Civil de Puerto Rico. El primero indica que el arrendamiento puede ser de cosas o de obras o servicios. De otro lado, en cuanto al arrendamiento de obras o servicios, se indica que es un contrato mediante el cual una de las partes se obliga a ejecutar una obra, o a prestar a la otra un servicio por precio cierto.

¿Cuál es la diferencia entonces entre un arrendamiento de obra y un arrendamiento de servicios?

La diferencia entre ambos contratos de arrendamiento consiste en que en el contrato de arrendamiento de obra el contratista se obliga a entregar un resultado, mientras que el contrato de arrendamiento de servicios, existe una obligación de mera actividad. Esto significa que, en este último, de no obtenerse el resultado deseado al encargar la prestación del servicio, el prestador del mismo no responde, salvo que se pruebe que en la realización de la actividad no ha desplegado la diligencia exigible. En el contrato de arrendamiento de obra, el contratista se obliga a entregar el resultado, y, de no obtenerse éste, responderá frente al que lo contrató.

Requisitos y cláusulas de los contratos de servicios profesionales

Los contratos de servicios profesionales (contrato de arrendamiento de servicios), y en especial si se otorga con una agencia de gobierno estatal o federal o municipio, se les habrá de requerir los siguientes requisitos y cláusulas, entre otras:

  • El contrato sea prospectivo
  • Se formalice por escrito
  • Se incluya la siguiente información:
    • Número de contrato
    • Fecha de otorgamiento
    • Vigencia
    • Facultad legal de la entidad para contratar
    • Nombre completo y circunstancias personales del contratista
    • Número de seguro social (seguridad social, número de cédula) de la persona contratada o número de identificación patronal (en el caso de una empresa)
    • Número de licencia profesional en el caso de aquellos profesionales que aplique
    • Descripción detallada de los servicios que se contratan
    • Cuantía máxima a pagar
    • Forma de facturación
    • Forma que se efectuarán los pagos
  • Partida presupuestaria de la cual se pagarán los honorarios al contratista
  • Facultad de resolución del contrato mediante notificación con anticipación
  • Cancelación inmediata en caso de negligencia, abandono de deberes y/o incumplimiento de las condiciones del contrato

Finalmente, previo a la contratación con el gobierno, el contratista deberá acreditar el cumplimiento con las certificaciones exigidas para las personas que hacen contratos con agencias públicas, entre éstas: Ha rendido planillas en los últimos cinco años, no adeuda contribuciones al Gobierno o está acogido a un plan de pagos, no está ni entrará en actos de conflictos de interés, conoce las normas éticas de su profesión y no está obligado a satisfacer una pensión alimentaria o que de estarlo, está al día o está cumpliendo con plan de pago, entre otras.

Si tienes alguna pregunta relacionada al artículo, puedes comunicarte conmigo a través del FORO.

volver arriba

COMPÁRTENOS

Ángulos Alternos

Ángulos Alternos es una revista digital presentada por profesionales de varias disciplinas, con el objetivo de promover conocimientos basados en la ciencia y en la experiencia de quienes participan como escritores.

Presentamos un ángulo diferente para hacer las cosas, utilizando la información, el dialogo y la capacitación como instrumentos para la construcción de nuevos conocimientos y para la evolución divergente de nuestros lectores.

Información

Contáctanos

Florida, Estados Unidos de América
Teléfonos: 787-638-4869 / 386-259-4820
c.e.: info@angulosalternos.com

Dirección Postal:
PO Box
5522 Deltona, FL 32728

Oficinas

255 Primera Blvd. Suite 160
Lake Mary, FL 32746

PaypalCredits

Síguenos