Identificarse
x
Registrar
x

Aprender otro Idioma en Europa Mediante el Sistema Eramus

  • Escrito por  Laura Hubert, Zoé Gogendeau, Jérémy Nédélec
Aprender otro Idioma en Europa Mediante el Sistema Eramus Aprender otro Idioma en Europa Mediante el Sistema Eramus

En Francia, los estudiantes empiezan el estudio de los idiomas en la escuela primaria. Más tarde, en el colegio, comienzan con la segunda lengua, el español.

De manera general, el aprendizaje de las materias cuenta con una gran parte dedicada a la conjugación y a la gramática. Además del idioma, los alumnos aprenden también la historia y la cultura de España y de los países de América Latina.

Para mejorar su nivel de expresión oral, todos los estudiantes son invitados a participar durante las clases, e incluso deben llevar a cabo debates y presentaciones.

La corroboración de estos conocimientos tiene lugar durante los exámenes de escuela superior. Cuatro aspectos son evaluados:

  • la expresión oral,
  • la comprensión oral,
  • la expresión escrita, y
  • la comprensión escrita.

Para preparar el examen de expresión oral, los candidatos del bachillerato tienen que estudiar cuatros nociones: mitos y héroes, espacios e intercambios, lugares y formas de poder, y la idea de progreso. Después, elegirán cuatros documentos (textos, fotografías, carteles, ...) para cada noción.

En el momento del examen, los alumnos sortean una de las nociones. Después de diez minutos de preparación, tienen diez minutos para presentar su noción y sus documentos, y diez minutos de diálogo con el examinador.

Los alumnos que eligen el español como su segundo idioma deben obtener un nivel B1 al terminar el instituto, y los que la escogen como su primera lengua deben obtener como mínimo un nivel B2.

En la universidad, el sistema de aprendizaje de lenguajes depende del tipo de formación que uno estudia. Algunos están más orientadas a los idiomas que otros, por lo que los estudiantes tienen muchas más clases de lenguas.

Por ejemplo, en nuestro instituto de periodismo, tenemos que estudiar dos idiomas: en primer lugar, el inglés, y como segunda lengua debemos escoger entre el español o el alemán. 

El sistema Erasmus para el aprendizaje de idiomas

Erasmus es un programa europeo de intercambios entre estudiantes. Los países que participan son las veintisiete naciones de la Unión Europea, junto a Islandia, Suiza, Liechtenstein, Noruega, y Turquía.

Este programa permite a los estudiantes de educación superior estudiar en un país extranjero por un periodo que va desde seis meses a un año. Francia es uno de los países que más estudiantes acoge, detrás de España, y delante de Alemania y del Reino Unido.

Requisitos del sistema Eramus

Hay ciertos requisitos para poder participar en el programa Erasmus. El estudiante tiene que haber terminado su primer año de estudios universitarios, y debe ser ciudadano de la Unión Europa. Tres documentos son solicitados para solicitar al programa: una carta de motivación, una carta de solicitud de beca y una carta de recomendación de dos profesores.

Este programa es selectivo, por lo que no todos los estudiantes pueden entrar. Los mejores tienen la posibilidad de elegir su destino, mientras que los menos buenos tienen que escoger entre los países menos solicitados.

En teoría, todas las universidades que libran diplomas reconocidos por el Estado deben proponer el programa Erasmus. Pero hay excepciones para los estudiantes de DUT (Diploma Universitaria y Tecnológico) y de BTS (Título de Técnico Superior). No pueden tener acceso al programa directamente después de la validación de su diploma.

Por tanto, los Institutos Universitarios de Tecnología como el nuestro pueden organizar convenios bilaterales con universidades extranjeras fuera del programa Erasmus. En nuestro instituto, estudiantes de periodismo pueden estudiar durante un año en España, México, Brasil, Irlanda o Quebec.

Testimonio de un estudiante en Erasmus, Yago Grela Ojea

Yago Grela OjeaHemos entrevistado a Yago, un estudiante español en Erasmus en Francia a Lannion. Logramos conocer cómo el estudiante originario de Galicia aprende el francés, y su visión sobre las maneras de aprender las lenguas en Francia, y en España.

Yago estudia el francés desde hace poco más de un año, a través del Internet. Lee los periódicos franceses, “Le Monde” y “20 minutes”. Tiene otra ventaja en a su favor: su amiga es de Paris, por lo que puede escuchar a su familia y así mejorarse.
No tiene problemas para hablar y entender lo que los otros dicen, pero tiene dificultades para escribir en francés. Esta fue la razón que le motivó a mudarse a Francia.

“La mejor manera aprender una lengua es estar en el país donde se habla”, nos dice Yago.

Su experiencia en Francia no ha estado libre de dificultades: Todo el mundo habla francés con él, así, Yago intenta hablar y entender sus compañeros de clase.
La primera semana, fue difícil. Durante las primeras conversaciones no entendía nada. Yago continuará cursos de francés en el Institut Universitaire de Technologie (IUT) de Lannion con estudiantes procedente de China.

A través de la prensa es que logra un mayor aprendizaje de la lengua. Lee los periódicos y repite las frases. Cuando no conoce una palabra, la busca en el diccionario para enriquecer su vocabulario, pero globalmente entiende la frase. Mira también la televisión en francés cuando está en Paris. Intenta leer todos los días el periódico local de Vigo, El País y Marca, y un poco Le Monde.

Yago habla español, inglés, gallego, está aprendiendo el francés y puede también hablar portugués, ya que Galicia hace frontera con Portugal. En su escuela, estudiaba el portugués, y podría vivir en Portugal sin problemas con la lengua. “Aquí tenemos una gran ventaja al ser originario de Vigo”, afirma.

Yago añade, “tenemos que aprender de manera lúdica, leyendo los periódicos, por ejemplo, aprendemos más rápidamente. Es mejor que aprender palabras de vocabulario al dedillo”, nos aconseja para aprender lenguas extranjeras en Francia.

En el sitio Aulafacil.com, aprende la gramática y practica con ejercicios. Como Yago está en Erasmus, tiene acceso a artículos, vídeos y conferencias con profesores de francés, lo que considera una muy buena manera para aprender otras lenguas.

Es del pensar que la mejor manera aprender lenguas es viajar. Una semana, por ejemplo, Yago tuvo que abrir una nueva cuenta bancaria, “Fue muy difícil, pero esto me empujó utilizar palabras que pensaba que no conocía”, declara Yago.

Tiene algunos consejos para los que, como él, quieren mejorar en sus clases de lenguas extranjeras:

  • En primer lugar, hacer que todos hablen mucho.
  • Lo segundo es mirar vídeos en YouTube, lo que puede ayudar a mejorarse y a la vez divertirse.
  • Es también interesante leer libros, como Harry Potter, “bueno, quizá sólo el prefacio” aclara.

Yago admite que el francés es muy difícil, pero piensa que su conversación en francés ha mejorado. Ahora conoce nuevas palabras y puede utilizarlas. Yago termina hablando de su propio país. “En España, nadie habla francés, y no hablan muy bien inglés. Incluso el presidente Mariano Rajoy no habla inglés”, concluyendo Yago.

Irina Kvitko, una rusa que aprendió el idioma francés en seis meses

Irina KvitkoIrina, una estudiante rusa de 24 años, que aprendió francés. Lo hizo en solo seis meses. La chica habla muy claramente el idioma aun que se puede notar el acento ruso. Es originaria de la ciudad de Petrozavodsk, cerca de la frontera rusa con Finlandia. Hace dos años, decidió unirse a su enamorado que residía en la ciudad de Le Mans, a dos horas de París.

Antes de irse de Rusia, la chica estudió todos los días. “La receta es bastante simple. ¡Trabajaba desde las diez de la mañana hasta medianoche! Estaba todo el tiempo frente a manuales de gramática francesa” afirma.

Ha pasado el «DELF», el examen para certificar las competencias de un buen nivel de francés gracias a la ayuda de un profesor con quien tiene clase dos horas por semana.

En su escuela de Rusia, la práctica de una lengua extranjera no era fácil. “Allí los ejercicios son mucha gramática y nada más. Hablamos poco en clase. Trabajábamos demasiado el escrito y poco el oral”, afirma Irina.

Para hablar mejor la lengua extranjera, hay escuelas de lenguas en línea. Por ejemplo, nos dice sobre el colegio de Moscú, “Hay una oficina en la que podemos trabajar en grupos y por lo tanto es menos costoso. Sin embargo, prefiero los cursos individuales en línea, aunque tenga que pagar mucho más dinero”.

Cuando llegó a Francia, la adaptación fue complicada. “Estaba cansada de esforzarme en pensar lo que tenía que decir. Me sentía incómoda porque no llegaba a responder inmediatamente cuando me hablaban” afirma. Con la práctica, su francés oral ha mejorado.

"Lo mejor para asimilar una lengua extranjera es vivir en el país. Mejoré mi francés en poco tiempo", según afirma Irina.

Ella era una alumna, pero hoy en día ya dirige cursos de francés. Enseña en línea a diez alumnos, de los cuales hay rusos y polacos. “Para mí es más fácil enseñar el francés a un alumno de Rusia. Puedo hacerme entender con palabras en ruso para explicar el vocabulario y el léxico. Cuando son polacos, a veces debo recurrir a Internet para traducir”, nos dice.

Irina tiene un método de aprendizaje personal, “Quiero mantener un aprendizaje en cuatro esferas: la comprensión oral, la comprensión escrita, la expresión oral y la expresión escrita” dice. Para ella, estas son las claves para entender una lengua extranjera. “Torturo a mis alumnos con una grabación oral y después tienen que recitarla en francés!» dice entre risas Irina” afirma Irina con una sonrisa.

Todos sus alumnos tienen entre un nivel A1 o B2. Una de sus alumnas llegó a realizar cuarenta horas de curso con Irina. “Al final, era capaz de expresar lo que pensaba y discutir con frases simples, y eso que antes no hablaba ni una palabra de francés” expresa. Lo más importante para Irina es ajustarse a la capacidad de aprendizaje del alumno. “No hay un método posible, aplicable a todo el mundo” afirma.

Hoy, Irina sabe hablar ruso, inglés y francés. Está aprendiendo el portugués con su nuevo compañero, Anderson, un brasileño. Sus ambiciones no paran aquí: «En un futuro, me gustaría aprender el polaco y el español, ya que este último es muy próximo al francés y al portugués».

Este artículo fue redactado por: Zoé Gogendeau, Laura Hubert y Jérémy Nédélec.

volver arriba

COMPÁRTENOS

Ángulos Alternos

Ángulos Alternos es una revista digital presentada por profesionales de varias disciplinas, con el objetivo de promover conocimientos basados en la ciencia y en la experiencia de quienes participan como escritores.

Presentamos un ángulo diferente para hacer las cosas, utilizando la información, el dialogo y la capacitación como instrumentos para la construcción de nuevos conocimientos y para la evolución divergente de nuestros lectores.

Información

Contáctanos

Florida, Estados Unidos de América
Teléfonos: 787-638-4869 / 386-259-4820
c.e.: info@angulosalternos.com

Dirección Postal:
PO Box
5522 Deltona, FL 32728

Oficinas

255 Primera Blvd. Suite 160
Lake Mary, FL 32746

PaypalCredits

Síguenos